TORNAR
PUBLICITAT

Sobre el Hospital de Igualada

societat
Dijous, 15 setembre 2016. 13:00. Mireia Mateos
PUBLICITAT

El martes 6 por la noche llamamos al 112  porque mi hijo de 3 años se despertó lleno de baba, los ojos enrojecidos y sin poder respirar. Después de hablar con 3 personas diferentes, el último doctor que nos atendió nos pidió que acercáramos al niño al teléfono para oír como respiraba. Fue humillante, y tal y como le dije a mi mujer, “cuelga el teléfono que no tienen ni puñetera idea y no la van a mandar, pero la llamada ya ha sido registrada”.Lo mejor estaba por llegar, nos denegaron la ambulancia, así que salimos volando para el hospital.

Al llegar paré en la puerta de urgencias, y decidí tirar el coche hacia atrás y aparcar ahí mismo, aparquécon el pensamiento de que ahí no entorpecía la posible llegada de más enfermos o ambulancias. Aunque todos sabemos que hay una gran señal de tráfico puesta ambos lados a la entrada que pone prohibido estacionar excepto urgencias. De manera que según la ley, estaba todo correcto.

Nada más entrar por la puerta, sin llegar a sentarnos en la sala de espera, llamaron al niño. Me quedé perpleja, porque el de la empresa Eulen Seguridad le había dado tiempo de llegar hastamí y decirme que quitara el coche de ahí. Mi hijo seguía sin poder respirar y no se soltaba de mi cuello.

Le dije que sí, que un momento que ahora lo sacaba.

Entramos en consulta de cribaje con mi hijo, y de ahí pasamos a los boxes de pediatría directamente, sin volver a la sala de espera. Ahí estuvimos en la camilla mirando la saturación del niño, temperatura, que se calmara, al final vomitó, le estuvimos limpiando, luego parece que se empezó a calmar un poco y de repente el de seguridad de Eulen entro en el box de pediatría para decirme que ya tenía que sacarlo de ahí, pero ya.

Evidentemente, salí, lo aparque en la acera de enfrente y él que estaba vigilando mis pasos, se quedó en la puerta, para seguir con su móvil, para pasar el rato imagino, porque ya no tenía que perseguir a nadie más. A partir de ahí se le acabo la faena....

Estoy a favor de la sanidad pública, la valoro y la defiendo, pero todo con cabeza. Se ha de hacer un buen uso de los servicios, son para todos y son escasos, pero hay que saber priorizar, y el Hospital de Igualada no lo hizo. Ni lo hizo el hospital ni lo hizo Eulen.

Principalmente tengo dos grandes quejas. Una por el doctor que decidió que no era necesario enviar una ambulancia, que al llegar vimos que no había ninguna, quizás hubiera sido más fácil decirnos que no la mandaban porque la tenían ocupada. Algo patético, pero posible.

Y mi otra gran queja es para el de seguridad de Eulen. Entiendo que quizás cumpla con las directrices que le han marcado, pero señores, al hospital nadie va a pasar la tarde. Se van por urgencias y verdadera necesidad, y más si vas con un niño de 3 años que no puede respirar. Se ha de tener sentido común, empatía y dos dedos de frente. Solo aplicando el sentido común se alivia mucho a los enfermos y los acompañantes.

Al hospital de Igualada, decirles que por si no se han dado cuenta, algo no funciona. Les animo a que revisen los protocolos. Si hay carencias, quéjense, reclamen, es lo que estoy haciendo yo ahora mismo. Y a la empresa Eulen, les animo a que formen a sus empleados, ya que una persona que me persigue por el hospital para luego sentarse en la puerta a jugar con el móvil, no está siendo muy coherente, cumple con la parte de su trabajo que le da la gana.

No quisiera olvidarme de la familia de Gabriel, y animarlos a que luchen, porque las cosas han de cambiar. No podemos seguir haciendo lo mismo, si lo mismo no funciona, es una incoherencia, es pura vagancia, y es de ineptos. Si nadie les dice que lo hacen mal, siempre pensaran que lo hacen estupendamente, y efectivamente, algo no funciona. Revisen los protocolos.

PUBLICITAT

3 Comentaris

I

Ivan

20 de setembre 2016.09:08h

Respondre

Piensa que el problema con el empleado de seguridad es sobre una empresa privada: el problema no es que sea público el hospital, sino que tiene partes que son externalizadas y, por lo tanto,... Llegir més privadas. Fíjate que te estás quejando de las privadas: Seguridad y Ambulancia.

e

el sr ramon

rambles del Castells, (Igualada)

19 de setembre 2016.12:07h

Respondre

Menys mal, que el nostre alcalde, esta seguint ”de prop, la situació a Urgències.”
LLASTIMÓS, LO QUE TENIM A IGUALADA COM A CARRACS POLÍTICS DEL HOSPITAL.!
DE JUTJAT DE GUARDIA!

T

Tomás

Igualada

16 de setembre 2016.10:17h

Respondre

Hola
Siento mucho lo que os a pasado y realmente en urgencias pasan cosas muy extrañas. Yo, con mis hijos me he encontrado , junto a otras familias, sin atención pediátrica porque los dos ... Llegir més pediatras de guardia se habían ido juntos a comer, de manual deontológico…
Ahora bien, si tu quieres alardear de tus dos dedos de frente te recomiendo que si por desgracia te vuelves a ver en una situación semejante corre a urgencias corre.. corre.. corre , porque por norma general, encontrarás a un personal preparado y eficiente, a los que la única cosa que deberíamos reprochar es la falta de “valor” de ser ellos los que denuncien situaciones de desatención o de falta profesionalidad por parte de otros compañeros.
.

Deixa el teu comentari

Si ho prefereixes pots identificar-te amb Facebook o registrar-te amb el teu correu electrònic.

La direcció del web anoiadiari·cat de l'espai es reserva la no publicació d'aquells comentaris que pel seu contingut no respectin les normes bàsiques d'educació, civisme i diàleg.